Mi foto
Nombre:
Lugar: Madrid, Villanueva de la cañada, Spain

1.12.04

AZNAR SOLO ANTE EL “PELIGRO” PELIGROSO!!



Ayer se puso de manifiesto la distancia cósmica que separa la clase política de José María Aznar y el resto de los indocumentados voluntariosos (tontos con iniciativa pagados por todos nosotros –mas tontos nosotros-) que se dedicaron durante once horas a repetir patéticamente las mismas consignas pancarteriles que les llevaron al poder.

Estamos ante una comisión de investigación parlamentaria que no quiere investigar y buscar la verdad sobre todo lo que pasó en aquellos nefastos días, para dar satisfacción a todos los que esta navidad van a sufrir la dolorosa ausencia de uno de los suyos. La comisión trata, únicamente, de echar basura sobre la actuación de un gobierno y un presidente que, como cada vez queda más claro, actuó con una honradez y una claridad que se echa de menos en cualquier actitud de cualquiera de los miembros de esa pútrida coalición que dice que nos gobierna.

Un dato muy sorprendente marca la diferencia entre unos y otros. Cuando González salió del gobierno se preocupó muy mucho de blindarse durante ocho años como parlamentario (ausente y cobrando, por cierto), mientras José María Aznar es, hoy, un ciudadano de a pié, a quien se puede procesar sin ninguna protección jurídica previa. Será porque unos tienen mucho que esconder y otros pueden ir con la cabeza bien alta por la calle.

Aznar repitió hasta la saciedad un ruego que resulta chocante ante una comisión de investigación: que se investigue, que se investigue. Es evidente que esta comisión es una pantomima que languidecía entre los palos en las ruedas que la coalición gubernamental se ha dedicado a poner para evitar que se investigue de verdad, vetando la comparecencia de personajes claves y, a su vez, citando a sesudos teóricos catedráticos extranjeros dispuestos a impartir sus clases magistrales sobre la teoría del terrorismo en Burkina Faso, y que ha resucitado gracias a las once horas de comparecencia de Aznar.

Retó a todos y cada uno de los patéticos interrogadores (algunos increíbles) a que le demostraran cualquier fallo, cualquier dato ocultado, cualquier intención malévola del gobierno de entonces… nada de nada.

No se hacían preguntas, se lanzaban soflamas con topicazos increíbles… de risa. Llamazares seguía anclado en el inicio de la guerra de Irak y el Prestige, ¡Oiga, que estamos en noviembre del 2004, mire usted! ¡Que se le ha bloqueado el disco duro, que se le ha fundido ya su única neurona! ¡Váyase de una vez! ¡Qué tío más “hartible”!.

ERC, un tal Joan Puig; cara de besugo, gestos de bacalao y aspecto sucio, intentando justificar ante Aznar la actuación del miserable Carod Pérez Rovira negociando con ETA para que no mate a los suyos ¡Oiga, que está hablando con alguien que ha sufrido, de verdad, un atentado de ETA, que es quien más éxitos ha cosechado en la lucha contra esos que ustedes admiran y adulan con una jindama patética, que su soporte parlamentario de usted, en votos, no llegan a 300.000, ¿de qué vas so imbécil?

El grupo mixto; increíble: por la mañana aparece una especie de remedo de Mercedes Milá, una tal Uxue Barkos, (¡bonito palabro!) con una sobredosis de películas de tribunales que empieza preguntando a Aznar: “¿Era Usted presidente del gobierno el 11 de febrero del 2001?” ¡Oiga!, ¿Usted se cree que somos tontos?, ¿por qué no se dedica a postularse para presentar gran hermano y nos deja en paz a las personas serias que queremos saber la verdad y ni jugar a las películas ni entrar en sus idioteces señora mía?

Podríamos seguir grupo por grupo y no tendríamos adjetivos suficientes, pero voy a reseñar, para terminar, lo fuera de lugar que estaba Olavarria frente a quien más daño ha hecho a los amiguetes de su jefe, esos de la capucha. Jordi Llamé, meando fuera del tiesto para variar, y, por fin. Diego López Garrido, de oyente, que no de escuchante, porque a pesar de la lluvia de datos y de preparación que demostró Aznar al contestar a sus preguntas, es como si no fuera con él, simplemente tenía un guión escrito y lo seguía como podía, aunque no viniese a cuento lo que decía, pero claro, a ver quién tiene bemoles y se salta las órdenes de Rasputín Rubalcaba.

Pero lo más llamativo fue su repentino amor apasionado por el presidente de los EE.UU. (“pa habernos matao”). Es lamentable que estos muchachos en vez de reconocer sus meteduras de pata (artículos atrás hablábamos de ello) se permitan el lujo de utilizar a S.M. el Rey de España y la comparecencia en la comisión de investigación de D. José María Aznar para, aprovechando su repercusión mediática, pedir perdón a Bush… demuestra con claridad hasta qué punto son capaces de retorcer lo que sea necesario para, por lo bajini, tratar de mantenerse en el poder (prometo hablar del descaro con el que el gobierno va a saltarse a la torera los principios democráticos y la legalidad vigente para pagar el peaje de sus socios en el asunto del Consejo General del Poder Judicial) caiga quien caiga.

Total, que de alguna manera hay que recuperar, por el bien de España, un estadista de la talla de José María Aznar. Propongo recoger firmas para que el simplicio de ZP se marche y pongamos a trabajar a Aznar en arreglar esto antes de que estos tontos lo dejen como un erial.